El martes 7 de febrero de 2017, en la Escuela de Arte de Motril, pudimos asistir a una interesante conferencia sobre los beneficios del Omega-3, esos amigos tan desconocidos para nuestra salud, con una brillante disertación del ingeniero químico MANUEL YESTE CALLE. La presentación corrió a cargo de Laura Díaz, tesorera de nuestro Ateneo, con una acertada aproximación biográfica del ponente y su extenso curriculum.

1

Se ha demostrado experimentalmente que el consumo de grandes cantidades de omega-3 aumenta considerablemente el tiempo de coagulación de la sangre, lo cual explica por qué en comunidades que consumen muchos alimentos con omega-3 la incidencia de enfermedades cardiovasculares es sumamente baja. Otro estudio concluyó que la ingesta dietética de ácidos grasos omega-3 reduce modestamente el curso de la arterioesclerosis coronaria en humanos.

Algunas experiencias sugieren que el consumo de omega-3 tiene efectos beneficiosos sobre el cerebro. También hay estudios que sugieren que el consumo de omega 3 durante del embarazo puede tener una buena influencia en el bebé.8Altas cantidades podrían disminuir los efectos de la depresión, e incluso grupos de niños en edad escolar aumentaron notablemente su rendimiento después de ingerir pastillas con aceite de pescado rico en omega-3. Sin embargo, se debe tener cuidado al ingerir aceites de pescado como suplemento alimenticio, por el riesgo de consumir cantidades peligrosas de dioxinas, mercurio y otros metales pesados presentes en muchos pescados.

4Los ácidos grasos omega-6 también son esenciales, pero tienden a consumirse en exceso en las dietas modernas, sobre todo por su inclusión en productos de comida elaborada. Los estudios han demostrado que ambos ácidos grasos no sólo hay que tomarlos en cantidades suficientes, además hay que guardar una cierta proporción entre ambos tipos. Se encontró que los humanos evolucionaron consumiéndolos en una proporción de uno a uno, por lo que ésta sería la proporción óptima que brinda numerosos beneficios para la salud.

El animado coloquio que siguió a la exposición teórico-práctica fue muy enriquecedor para el numeroso público asistente. Socios, socias y simpatizantes del Ateneo de Motril mostraron gran interés y satisfacción por esta nueva aportación al ciclo -ya consolidado en nuestra asociación cultural- de "Jóvenes investigadores e investigadoras".

NOTA.- Próximamente ampliaremos esta crónica con un artículo mucho más específico y exhaustivo que nos enviará el ponente.